Categorías

Te Llamamos

Déjanos un teléfono y te llamamos lo antes posible

El fregadero es uno de los elementos más importantes de la cocina, por lo tanto hay que tenerlo en cuenta a la hora de de escoger los elementos para diseñar nuestro espacio de trabajo.

Las ventajas de un fregadero inoxidable son principalmente:

Facilidad en su mantenimiento y limpieza.

El material es de durabilidad alta

Su diseño se puede modificar (mayoritariamente) según nuestras preferencias.

Los fregaderos pueden ser:

  • Fregaderos con espacio para lavavajillas
  • Fregaderos Inoxidables integrados en un mueble
  • Fregaderos industriales de gran capacidad
  • Fregaderos a medida

Los fregaderos pueden llevar:

  • Una o más pozas
  • Con mueble
  • Escurridor
  • Estantes
  • Bastidor
  • Puertas correderas o abatibles
  • Hueco para el lavavajillas

Normativas

Normativas Europeas:

  • (Reglamento (CE) 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios (DOUE 30/4/2004).
  • Reglamento (CE) 1935/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de octubre de 2004, sobre los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con los alimentos y por el que se derogan las Directivas 80/590/CEE y 89/109/CEE (DOUE 13/11/2004)

Normativas nacionales:

  • Real Decreto 3484/2000, de 29 de diciembre, por el que se establecen las normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas (BOE 12/1/2001).
  • Real Decreto 888/1988, de 29 de Julio de 1988, por el que se aprueba la norma general sobre recipientes que contengan productos alimenticios frescos, de carácter perecedero, no envasados o envueltos (BOE 5/8/1988).

Normativas autonómicas (todas tienen su decreto sobre la obligatoriedad y medidas higiénico-sanitarias) y en las Ordenanzas de los ayuntamientos, por lo menos en capitales de provincia y ciudades de mas de 5000 habitantes.

Limpieza de fregaderos Inoxidables

Llevar una correcta limpieza es esencial.

Hay productos especiales para la limpieza del acero inoxidable y muchos trucos, tanto usar bicarbonato de sodio, desengrasante o vinagre para desinfectar son validos pero no deberemos bajo ningún concepto usar productos fuertes o quimicos que puedan dañar el inoxidable, como sosa, salfuman... Así como tampoco cepillos y esponjas abrasivas que puedan arañar o perjudicar el inoxidable.

La limpieza del acero inoxidable debe llevarse a cabo diariamente.

Para un acabado brillante después de limpiarlo se le puede pasar un paño limpio que no suelte pelusas (El papel de cocina también funciona en este caso).